NO ERES TÚ. CREO QUE SOY YO.


He decidido darte una tregua y una oportunidad. Creo que lo mejor es que te acepte tal y como eres, que no intente pasar de puntillas por encima de ti. La próxima vez que vengas verás como nos llevamos mejor, como hasta tengo ganas de verte. Voy a poner todo de mi parte, y suelo ser bastante testaruda con las cosas que ansío lograr en esta vida, ya lo sabes. No habrá más bajones, ni me oirás más repetir la palabra “pereza”. Así que entierro el hacha de guerra y los improperios que he regalado al aire cada vez que me preguntaban por ti.

Y todo en esta vida tiene un por qué, y te voy a contar el mío: Porque este año has llegado de manera comedida, sin arrasar con lo que fueras encontrando a tu paso. No me has traído malos recuerdos, ni a los míos tampoco. Ya no, quiero decir. No me he atragantado con nada, ni veo cabizbajo a nadie. A lo mejor es que la que ha cambiado soy yo, pero creo que ninguna de las personas que me importan brinda este año mientras se les cae una lágrima porque falta alguien por sentarse a la mesa. Veremos a ver cómo vuelves…

Además tampoco siento el agobio de hace un par de años o menos. Poco después de irte hace casi 365 días comencé la aventura de lo que llaman “la vida en directo” que se ha prolongado hasta hace una semana y poco. Lejos de mis pretensiones cuando aún era una periodista en potencia, me como mis palabras. Me ha costado mas de una bronca, pero jamás imaginé que encontraría lo que encontré, en muchas facetas de la vida, aunque ahora vuelva a estar sin rumbo, en general. También decoré casas y otros espacios de la vida de las personas y les alegré el corazón, así que he estado muy entretenida preparando mi cuerpo para tu llegada. Además de buenas experiencias, como siempre he encontrado buena gente, con la que hoy además comparto techo.

Volviendo a ti, que es lo que me importa en este momento aunque volvamos a mí cuando toque, he de darte las gracias por seguir estando bien rodeada. Y eso es algo que corroboro cada vez que me llamas para decirme “Espe, llego mañana, ¿tú?”. Hay amigas a las que solo veo cuando apareces, es verdad, pero este año han venido hasta con bebés o barriguitas. Mi familia de elección va creciendo, tanto en un sitio como en otro, y eso sabes que me gusta. Todo lo demás sigue en orden o incluso mejor que eso: Todos los grandes cambios en la vida de quienes forjan mi núcleo duro han sido realmente buenos. Para una, cambios laborales con una mejor retribución a fin de mes y mensajes de buenas noches a diario, algo que realmente ya iba tocando. Para otra, mucha estabilidad mental tras una larga reconciliación con ella misma muy lejos de casa. Las hay que han metido quinta en el terreno del amor y sin quererlo ni beberlo se encuentran disfrutando de una luna de miel anticipada, de las de 24 horas al día, 7 días a la semana. Nada que ver con la que con mucha decisión sigue apostándolo todo a la misma carta, luchando contra viento y marea, esperando sin desesperar que llegue el momento definitivo para hablar alejada de las pantallas con quien, asegura, es el amor de su vida. Imposible no hacer mención a quien nunca mejor dicho estalla de felicidad, como bien mandan las patadas de Adriana o su perenne sonrisa en la cara. Lo mejor y más bonito lo dejo para el final, porque cuando te vayas daremos el pistoletazo de salida a una cuenta atrás muy pero que muy deseada. El día más esperado del año llegará antes incluso que la bendita primavera. Por eso hoy te quiero más, porque todo lo que pase después de ti va a merecer mucho la pena. ¿Te das cuenta de la suerte que tengo? ¿Cómo estar de morros contigo si este año has llegado con las manos llenas de buenas intenciones?

Mi próximo brindis será por ti, y por nuestra reconciliación. Además lo haremos mientras llega el Año Nuevo, ¿te parece? Así estaremos rodeadas de amigos, y seguro, muy sonrientes. Seguramente deberíamos prepararnos un discurso, unas palabras. Por lo que venga, y por lo que queremos. Por que todo lo bueno se mantenga. ¿Que te dé los 5 nombres para el próximo año?  Luis, Rodri, Kiko, Rocío y Elisa. ¿Que por qué brindaría? Por mi parte,lo haría  por dejar de “hacernos los modernos” cada vez que haya algo extraordinario que decir. Por decirlo a la cara y no por Whatsapp a horas prohibidas. Por afrontar que nos hemos desenamorado, o que alguien se nos queda corto (porque seguro que hay alguien que piensa que somos mucho para él/ella). Brindaría por reconocer quien es el amor de tu vida, o de la mía, aunque “ya dé igual”. Brindaría por que el trabajo no nos aleje de nuestras verdaderas intenciones, aunque trabajes en el mejor estudio del mundo. Si no corriera el tiempo y no tuviera que dejar hablar a los demás comensales, brindaría por un gran cambio en la mentalidad de los prehistóricos, de cualquier raza o condición. Por las amistades eternas al otro lado del Atlántico y también en la meseta. Brindaría por las segundas oportunidades que merecen la pena, pero no por aquellas que siempre van aderezadas por una previa decepción. Por los festivales de música y los discos de vinilo. Por las cenas en azoteas y los encuentros clandestinos. Brindo por la Sala Sol y por los buenos amigos que dan el paso. Por los recuerdos que evocan sonrisas, por un maravilloso destino Erasmus para mi persona favorita. Por que no me duela la boca después de hablar. Por que no se me encoja el estómago después de pensar. Brindaría por tener sobrinos pronto, porque si lo que quiero es hablar de hijos, digamos que “está la cosa achuchá”. Porque los padres y madres del mundo sean compañeros de vida para siempre si ya no se aguantan como amantes. Porque los amigos de mis amigos acaben siendo mis amigos. Por los viajes sorpresa, por los premeditados, porque todo el que se cruce en mi camino y quiera que se quede, lo haga. Y porque si alguien está pensando en bajarse de mi tren, lo piense dos veces.

¿Brindamos por un 2016 irrepetible, querida Navidad?

 

 

 

Anuncios

One comment

  1. Diana · diciembre 29, 2015

    Brindo contigo, por una Navidad preciosa y porque el nuevo año me permita seguir leyendote. No dejes de escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s